viernes, 26 de septiembre de 2008

El plan B, en marcha

Coincidiendo con los días en los que me encuentro mejor, he empezado las clases del ciclo de Asesoría de Imagen Personal. Además, estoy con lo de la mudanza. Por las mañanas hago cajas y voy llevando cosas al piso nuevo y por la tarde, de cuatro menos cuarto a nueve y media, voy al instituto. Esas son las razones por la que he tenido un poco abandonado el blog durante esta semana.

Ser alumna otra vez es una experiencia bien curiosa. Más curioso es todavía ir a unas clases donde se explican contenidos más bien superficiales desde un punto de vista supuestamente científico. Por ejemplo, el miércoles tuvimos que tomar apuntes de las diferencias que hay entre el prêt-a-porter y la alta costura. Yo lo dije en broma, pero para algunas asignaturas debemos llevar quince revistas de moda y dejarlas en clase porque es el material que vamos a utilizar para hacer análisis e informes.

Me ha sorprendido agradablemente ver que no soy la mayor del grupo que, por otra parte, es de lo más heterogéneo. Por un lado, hay bastantes alumnas que están en el ciclo porque quieren pasar después a enfermería o fisioterapia –el ciclo, aunque parezca mentira, da acceso a esas carreras y a otras como cualquier ingeniería técnica; ya me explicará alguien la relación entre esos estudios-; después hay un grupo que hade asesoría por gusto –donde me incluyo-; luego hay bastantes personas que han ido probando otros estudios –desde filosofía hasta periodismo pasando por diseño gráfico- y se han matriculado para ver si esto les gusta y descubren su verdadera vocación; y, finalmente, algunas alumnas que han hecho peluquería o estética han llegado al superior mediante la prueba de acceso.

Como me esperaba, no hay prácticamente hombres; de hecho, había tres chicos matriculados y uno de ellos, en mitad de nuestra primera clase de estética, cuando la profesora nos explicaba el tipo de material que teníamos que comprar y nos pasaba los pinceles y los cosméticos para que los viéramos, se levantó y pidió permiso para salir diciendo “creo que me he equivocado de ciclo”. Hablando de comprar, me tengo que gastar medio sueldo en rulos, peines, brochas y pinturas. La profesora que nos da prácticas, y que es una verdadera barbie superstar, nos recomendó una marca de pinceles diciendo que no eran muy caros y que “con ciento cincuenta o doscientos euros saldréis”. ¡Doscientos euros en brochas! ¡Si venden unos maletines monísimos que por cincuenta euros vienen con todas las cosas que una pueda imaginar! Es verdad que luego rasca todo, pero a quién le importa si es barato.

Tengo pocos profesores, porque la mayoría imparte más de un módulo, y con la excepción de una, que me pareció impresentable en su primer día de clases por no llevar nada preparado, el resto me gusta bastante. La tutora me parece muy competente, con las ideas muy claras, y se explica con más que aceptablemente. El que nos da las asignaturas comunes a todos los ciclos (FOL, formación y orientación laboral; RET, relaciones en el ámbito del trabajo; y AG, administración y gestión de la pequeña empresa) es un ex profesor de lengua castellana reconvertido por decisión propia, y no lo hace nada mal. La que nos da las asignaturas prácticas (peluquería y estética), la barbie, aparte de ser buenísima con los rulos y los pinceles, se explica muy bien y no le molesta que la llames continuamente para que te explique algo. Por cierto, ya aviso de que voy a tener que repetir la asignatura de rulos: llenar una cabeza de ellos y que no se te escape la mitad de la melena entre pincho y pincho me parece lo más difícil que he estudiado en mi vida. Tendré que ir a septiembre, qué se le va a hacer.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Maria Antonia,
Anda que dará gusto verte, no he podido evitar reirme imaginandote poniendo los rulos, yo me prestaría voluntaria para que practicases y no suspendieras esa asignatura pero creo que los 3 mm de largo de mi pelo todavía no son suficientes.

Un beso muy fuerte y a practicar.

Saludos desde Murcia
LoLa



Lola

Sabela dijo...

La verdad, corazón: es un blog de lo más heterogéneo, heteróclito y poliédrico. Me encanta saltar del pasado al presente, de la enfermedad a la curación, del dolor de la pérdida y el recuerdo a los rulos, de los médicos "House" a los "Milikito". No se te ocurra dejar nunca de publicarlo . Es un verdadero placer.

Tengo muchas ganas de verte, pero hasta mediados de mes no daré señales de vida. Ya sabes , lo urgente no deja tiempo para lo importante (cita solapada de Quino, aunque yo diría que ya la he escrito alguna vez... ay, que me repito). Disfruta de tu mudanza, yo ya tengo la mía propia (escenografías incluídas).
Estaré pensando mucho en ti. Pero ya lo sabes... No sé qué hago en las aulas de Historia del Arte cuando tengo tantas carencias en el aspecto personal. Ahora, lo de las brochas... valen casi tanto como los muebles de mi comedor. Snif.

Ale, cuca. Un beso fuerte, fuerte.
Sabela

Telleta dijo...

Que guay me parece este curso. Te viene clavadito!.
Yo también me he apuntado a la moda de los blogs (no podia ser menos) y te he agregado para que la gente que me visita también pueda saltar al tuyo.
Espero que no te moleste!
Un besazo!

Telleta dijo...

Ah! Soy Maria Magdalena Tortella!

María Antonia Valdivielso dijo...

Lola,

¡Tú lo que quieres es que no apruebe nunca! ¡Si tengo una muñeca con una melena de 30 centímetros y los rulos que le pongo tienen vida propia y reclaman su independencia constantemente! Mi pregunta es, a ver, hoy en día, ¿quién se pone rulos? ¿Se pone rulos alguien que haya contratado a una asesora de imagen? ¿A que no? Pues, ¿por qué tengo que estudiarlo? Ahora que lo pienso, el razonamiento que estoy haciendo es el mismo que hacen mis alumnos cuando les explico cómo analizar oraciones...

Cuídate mucho. Un abrazo desde Mallorca, donde se te está preparando un cuarto para cuando te animes a venir.

María Antonia Valdivielso dijo...

Sabela,

¿Disfrutar de la mudanza? ¿Y eso cómo se hace? Porque mira que soy reincidente, pero el placer que se le puede extraer a mover la casa no lo he visto por ningún lado. Será cuestión de seguir intentándolo... ¡No! ¡Es broma! ¡No me quiero volver a cambiar en cien o doscientos años!

Sé que voy saltando del pasado al presente, pero cuando acabe con la historia (ya me queda muy poquito) lo reordenaré para que tengo algo más de coherencia, si es posible.

Me imagino cómo estarás con el estreno. ¡Por cierto! ¡El otro día te vi en la tele! Creo que era en TeleMunar, pero no estoy segura. Supongo que estas con los nervios del estreno y con la sensación de que se avecina un desastre total. Sé que no va a ser así y que todo va a ir de maravilla, pero, por si acaso, ¡mucha mierda! Ya sabes que físicamente no podré estar ahí, y sabes también que te estaré enviando muchos ánimos y muy buenas vibraciones, como dicen ahora los modernos.

Un abrazo para ti y para tus actores. Quedas dispensada de pasar por aquí durante un par de semanas.

María Antonia Valdivielso dijo...

Mª Magdalena,

Te había conocido por la foto. Te he dejado un mensaje en tu blog. Enhorabuena por lo que ya llevas publicado.

fray lokus dijo...

Hola campeona

¿Has probado de comprar el material en los "chinos"? No importa ir al Corte Inglés supongo. Sale bastante más barato.

Sigue así.

kpitana dijo...

jajajjajajajaa!!
Per si te serveis d'ajuda.
Tenc una coneguda que es assessora d'imatge a una gran superfície -tipus porto pi- a Madrid i te puc assegurar que més d'una vegada ha posat rulos a les seves clientes, quan vaig a Madrid i puc coincidir amb ella, sempre te anècdotes que contar, ara la seva intenció és posar un gabinet d'assessoria ja que és la sortida que li agrada més, ha treballat per televisió, per botigues de moda Loewe, i fins hi tot per una campanya publicitària d'una marca de calsonets d'home que es va posar les botes de veure tan de "cuerpo"...
Segur que t'ho passes molt bé i crec que d'aquí a poc els rulos seran una simple anècdota més per contar.
El material em pareix molt Car??

besadetes guapa

María Antonia Valdivielso dijo...

Fray lokus,

¿Tú crees que en los chinos tienen pinceles de marta? Porque resulta que tienen que ser de esa piel. No me preguntes por qué. Hay cosas mejor que ni planteárselas. Pobres bichos. También le puedo decir a la profesora que soy ecologista y vegetariana, a ver si cuela...

Un abrazo y gracias por la sugerencia.

María Antonia Valdivielso dijo...

Kpitana,

El material no és car: és caríssim. Les alumnes que ja el tenen s'han gastat 150 euros en perruqueria, y uns 300 en estètica (150 en pinzells i una mica més en maquillatge. Perquè després diguin que l'ensenyament públic és gratuït!

M'ha animat el que m'has contat de la teva amiga, perquè jo pensava que són estudis sense sortida pràctica. De fet, la nostra tutora ens va dir el primer dia de classe que si qualcú estudiava assessoria per dedicar-s'hi, ja podia oblidar-s'en. No sé si es pitjor o millor sabre que al final acabaré posat rul·los...

Una abraçada.