sábado, 8 de noviembre de 2008

Cáncer y aspecto físico (I)

¿Es posible que te vean guapa mientras estás en tratamiento de quimioterapia? ¿Es posible verse guapa? La respuesta a la primera pregunta es “rotundamente sí”; respecto a la segunda tengo mis dudas, más que nada porque una ve los rápidos cambios que se operan en su cuerpo y no se acaba de gustar, un poco como les pasa a los adolescentes, a los que les cuesta acostumbrarse a sus nuevas medidas y se van golpeando con las esquinas.

Lo que me ha pasado a mí es los otros me ven mejor de lo que yo me veo. Tanto la gente que sabe por lo que estoy pasando (lo que mi profesor de teatro llama “público comprado”, los familiares y amigos que aplauden al final de la función aunque lo hayas hecho de pena) no deja de repetirme que estoy estupenda. Pero lo que es más extraño es que hay personas que no saben qué me ha ocurrido y que me dicen que me ven muy guapa. El otro día hasta me preguntaron si me había hecho algún tratamiento de cirugía estética. Supongo que es por lo que ya conté: tengo la cara más rellena y las arrugas de expresión más borradas. Por otro lado, ahora no salgo ni a comprar el periódico si no voy arreglada. Encima, ensayo conmigo misma todo lo que estoy aprendiendo en las prácticas del Ciclo de Asesoría de Imagen y creo que mi forma de aplicarme la “chapa y pintura” ha mejorado notablemente. Para mí la diferencia definitiva ha resultado maquillarme (no puedo decir “pintarme”, que mi profesora de prácticas me riñe cada vez que me oye decir eso) las cejas. No las he perdido del todo, aunque se me han quedado más pobres y cortas. Saber cómo pasarme el lápiz para que parezca que las tengo tan tupidas y largas como antes hace que me vea mucho mejor.

Antes de todo esto, yo misma asociaba el cáncer y la quimioterapia a un deterioro físico patente. Para mí, la enfermedad y, sobre todo, el tratamiento iban indisolublemente unidos a un aspecto enfermizo: piel extremadamente pálida, falta de cejas y pestañas, aumento de peso y, claro, el pañuelo o la calva.

No ayuda nada el hecho de que las mujeres famosas afectadas de cáncer de mama desaparezcan de la escena pública durante los meses de la quimioterapia. Es un hecho que, salvo alguna excepción muy extraña, actrices o cantantes comunican que padecen la enfermedad, no vuelven a dar la cara durante el tratamiento, y sólo reaparecen cuando ya han acabado con los sueros y la radioterapia. Es curioso porque, además, suelen salir en las revistas después con la coletilla de “muy recuperada del cáncer de mama que padeció”, pero se nos hurtan imágenes suyas durante el proceso. Por eso yo también pensaba que me esperaban cuatro o cinco meses de reclusión doméstica -realmente creía que durante la quimioterapia la gente no salía de su casa- y de verme fatal cada vez que me enfrentara al espejo.

Pues bien, he descubierto que durante la quimioterapia se puede –y yo diría se debe- salir de casa y, además, se puede salir bien guapetona. Se use pañuelo o peluca, una se puede arreglar, teniendo siempre en cuenta una serie de peculiaridades. No le voy a decir a aconsejar a nadie que no se maquille nunca que lo haga a partir de ahora; sin embargo, yo creo que algo de color en la cara (una base de maquillaje o una crema hidratante con color) ayuda a verse mejor y pienso que eso influye en una recuperación más rápida.

Reflexionar sobre todo esto me ha llevado a una idea que contaré el próximo día que escriba.

10 comentarios:

kpi dijo...

hola estimada Toñi, ja se que estic un poc desapareguda...estic enfeinada..aquesta setmana que ve som per Madrid i esper anar un poc de xopin i sortir un poc amb sa gent de sa feina (des projecte-europeu).
demà que tendre més temps llegiré els teus darrers post i em posaré al dia.
Les meves hormones, bé...ara la pròxima revisió es dia 25 i dia 26 un mamo anual..Les pastilletes per anar menys accelerada fan miracles així que estic contenta.

Jo necessit unes classes pràctiques de maquillatge, a lo més que arribo es un poc de rimel i un poc de brillo en es morros..
besos de bona nit

Yo también tengo cáncer dijo...

Hola guapa,
Y que conste que me alegro de saludarte así. Yo ya sospechaba que lo llevabas todo lo bien que se puede llevar, me refiero al tratamiento, pero este artículo tuyo me lo ha confirmado definitivamente.
A mí me pasó algo parecido, sobre todo en los días previos al siguiente ciclo. Yo lo asociaba a que la regeneración celular funcionaba, y me animaba pensar que mi cuerpo se recuperaba una y otra vez de la paliza que sufría.
Respecto a salir, o viajar incluso como ha sido tu caso, siento no estar de acuerdo contigo. Yo me vi bastante más limitada para todo. Imagino que eso se debe a que, como decía mi oncóloga, "cada cual experimenta los efectos secundarios con diversa intensidad".
Un abrazo.

María Antonia Valdivielso dijo...

Kpi,

Per aquí ja et trobàvem a faltar.

Estic contenta que estiguis millor. Al final, tot es compondrà, ja veuràs. Què bé que t'en vagis a Madrid. M'encanta. Jo vull fer una escapadeta un dia d'aquests per veure un parell d'obres de teatre i, clar, per mirar d'omplir un foradet petit que em queda a un armari.

Quan ja sàpiga de veres maquillar, quedam un dia i et donc tres consells. Estic disfrutat un munt de fer servir pintures i pinzells amb coneixement de causa.

Una abraçada de firó pollensí

María Antonia Valdivielso dijo...

Hola, Isabel, guapa tú también (fíjate que rima y todo),

Ahora que ya estoy a punto de acabar (¡el jueves la última!) puedo decir que sí, que lo he llevado si no todo lo mejor que se puede llevar, sí muchísimo mejor de lo que pensaba al principio. He tenido muchas variaciones entre un ciclo y otro (el último fue fantástico y el anterior el peor de todos) y el cuerpo me ha permitido hacer una vida casi normal durante muchas semanas. Te aseguro que doy gracias cada día que me levanto y no siento la náusea que me sube.

Yo sí estoy de acuerdo contigo en que cada cuerpo es un mundo. Cada uno reacciona a la quimio de una forma diferente. Por ejemplo, a mí me pega el golpetazo a las 48 horas y hoy justamente he ido a tomar un café con una chica a la que todavía se la están poniendo y que ya la primera noche está fatal. Cuando yo estoy "moridora" (como dicen aquí para señalar que no puedes estar peor físicamente), ella ya sale a comer fuera, y a las dos nos enchufan los jueves a las cuatro. El lunes yo no soy persona y ella se come el mundo. Otra cosa: yo no he vomitado ni una sola vez y hay mucha gente que cuenta que se deshidrata de tanto como lo hace. En resumen: hacemos lo que podemos, que no es poco, con las herramientas que tenemos. Y tenemos que hacer lo que nos apetece, sea lo que sea.

A la chica a la que me he referido antes también le dice la gente que está más guapa de cara. Qué curioso: una cosa positiva del tratamiento, y nadie te advierte de ello. Te lo podrían decir para animarte, ¿no?

Un abrazo desde la soleada Mallorca. Hoy hace un día precioso.

grant ashley dijo...

Buenos días Toñi, soy Grant Ashley Williams, pongo mi nombre entero para que sepas quien soy, aunque no creo que tuvieras ningún otro alumno con mi nombre.

El otro día vi a Toto en Alcudia, resulta que un amigo mío entrena un equipo de basket en inca, y el hijo de Toto juega para este equipo. Cuando la vi, no la salude por que no esperaba que me reconociera, pero finalmente fue ella que se me acerco para saludarme.
Me comento que tenías cáncer de mama y que tienes un blog donde escribes a menudo.
Lo encontré hace unas semanas pero nunca encontraba el momento para escribirte.
No quería que lo primero que te dijera fuese un simple; Hola soy Grant, siento lo que te esta pasando y suerte.
Encuentro eso demasiado frío e insensible. Y antes quería poder leer gran parte de tu blog para saber más acerca de tu estado y de lo que hacías con tu tiempo.
Me alegra un montón que sigas yendo a clases de teatro y que intentas hacer todo de la manera más normal posible. Ya te queda poco como dices en tu blog, ya has pasado lo más difícil.

Yo no he vuelto a pisar pie en IES Guillem Cifre de Colonya desde que deje de estudiar hace ya casi tres años. Sigo en contacto con muchos de mis excompañeros, por ejemplo Joan Capllonch, Sara y Marcos Garcia Jones, Irene Reina y alguno más.

Ahora vivo en una casa de campo en las afueras de Inca y trabajo cerca de Bunyola para una empresa Alemana. Nos dedicamos a la venta Online de electrodomésticos que compramos en Francia y las exportamos a Alemania. También ofrecemos BodyControl. Un sistema para perder peso sin practicar deporte. La maquina en un principio era para tratar a personas con Esclerosis Múltiple pero el inventor averiguo que los pacientes que trataba también perdían peso, así que ahora se usa además para personas que quieren perder peso.

Me parece estupendo que tengas el blog para contar todo lo que te sucede mientras pasas por esta época de tu vida. Una de mis tías murió de un derrame cerebral hace medio año y la verdad es que no mantuve suficiente el contacto con ella ya que era difícil hablar con ella ya que sufría bastante y entraba y salía del hospital bastante a menudo. A ella siempre la gusto mucho ayudar a los otros y seguramente hubiera querido ayudar a otros de la misma manera en que lo estas haciendo tu contando tus problemas, inseguridades, altos, bajos y las cosas que te ayudan a superar el día a día.
Me ha encantado la entrada de “Lo que la quimioterapia tiene de bueno” y muchas otras entradas que has escrito. Espero que sigas con el blog cuando te hayas recuperado para que todos los que te han seguido durante tu vida, tanto como alumno o amigo, puedan seguir sabiendo lo que haces en tu vida. Eres una inspiración para muchos hombres y mujeres que pasan por problemas iguales, parecidas y no tan parecidas. Leer como alguien consigue lo que quiere y sigue adelante por que cree en uno mismo es algo increíble.
Seguiré su blog e informare a todos los que conozco que apreciaran saber sobre ello para que puedan ponerse en contacto contigo para enviarte un saludo o lo que quieran.
Un beso muy fuerte.
Grant

Telleta dijo...

Hola guapa!
La verdad es que cuando yo te vi si que me dio la impresión de que hacias muy buena cara.
Alguien como tu, que siempre va de punta en blanco, no podia ser menos.
Y ahora con las técnicas del curso vas a estar aún más cañón!
Ya me gustaria a mi saber sacarme tanto partido!
Un besote y sigue así! Se te ve estupenda, como siempre!

LucyBoom dijo...

Princesita!!! Yo te veo guapísima !!! y sabes que admiro tu fortaleza. Te quiero un montón.

María Antonia Valdivielso dijo...

Grant,

Por supuesto, bastaba con que firmaras sólo con tu nombre. Como bien dices, no he tenido nunca más otro alumno con un nombre como el tuyo.

Si me hace una ilusión especial leer en el blog el comentario de un ex alumno, en casos como el tuyo, cuando se trata de personas a las que no he vuelto a ver desde que dejaron el instituto, me emociono especialmente. A ti, además, por lo que cuentas te he notado persona-persona. Siempre me pareciste maduro (sobre todo comparándote con algunos compañeros con los que compartías aula), pero ahora ya te noto en otro nivel. Es una maravilla reencontraros así. Y no acabo de entender por qué os quitaba tantos puntos por ortografía: casi todos los que escribís lo hacéis más que aceptablemente y con tan pocas faltas que no merece la pena ni tenerlas en cuenta. Mi madre está sorprendida, porque no le cuadra ni con lo que se dice por ahí de los jóvenes de hoy en día (qué poco me gusta esa expresión, que suena tan a carca) ni con lo que yo le digo respecto a la expresión escrita de mis alumnos. Aunque yo tenga una pequeñísima parte del mérito, me siento orgullosa de que seais capaces de poner por escrito cómo os sentís.

Me tendrías que explicar algo más de esa máquina para ponerse en forma. Quizás para los que hemos ganado algo de peso con la quimio también podría resultar interesante.

No creo ser una inspiración para nadie, aunque me encanta que me lo hayas dicho. No soy un modelo. Cada caso es un mundo y yo he enfrentado esto lo mejor que he sabido y como el cuerpo me ha permitido. He tenido la suerte de poder hacer una vida normal durante muchas semanas y, además, he contado con la ayuda de mucha gente, personas que me han echado una mano no sólo en sentido literal sino también psicológicamente. Comentarios como el que tú me has dejado me ayudan mucho más que esas inyecciones que me tengo que poner para regenerar la médula ósea.

Sigue siendo igual de estupendo y ven por Pollença algún día. Me gustaría mucho que volviéramos a vernos.

Un abrazo muy, muy especial.

María Antonia Valdivielso dijo...

Mª Magdalena,

Ahora voy más bien de punta en negro (o de colores oscuros), que disimula los michelines indeseables que estoy desarrollando. La verdad es que no me preocupan mucho ahora: ya me pondré en forma cuando acabe con la radioterapia. Hasta entonces, seguiré cultivando la línea curva.

Gracias por los piropos. Me han falta más que nunca.

Un abrazo.

María Antonia Valdivielso dijo...

Lucía,

Tú sí que eres guapa. ¡Y encima lo eres tanto por fuera como por dentro! Espero que ya te lo hayas metido en esa cabecita tan linda que tienes.

Estoy deseando acabar con los tratamientos para poder veros regularmente en teatro (y fuera, en esas cenitas que organizas).

Cuídate mucho y no rompas muchos corazones...

Un besote.