lunes, 24 de noviembre de 2008

Praga

Para hacer sólo una semana de mi última quimioterapia, en el viaje a Praga me he sentido sorprendentemente bien. Las otras veces que había salido de Mallorca había sido en la siguiente semana, justo antes de la siguiente dosis. Esta vez me arriesgué algo más, aunque tenía una especie de seguro adicional: me iba con Cati, que es una enfermera estupenda. Pensé que, si me ocurría algo, ella sabría qué pedir en una farmacia. Menos mal que no me pasó nada, porque me fui sin el informe de la doctora que me llevo a todas partes por si me pongo mal en algún momento y tengo que ir a urgencias a que me den algo.

Una de las cosas que más me preocupaban eran mis pies. Ha sido lo que peor he llevado durante estos meses, hasta el punto de que este verano no podía ponerme ni las sandalias más cómodas que tengo. He tenido los pies hinchadísimos, llenos de ampollas y me dolían hasta las uñas, de las que voy a perder cuatro irremediablemente. Con este panorama, tener que meterlos en mis botas de pelo por dentro, con las plantillas de lana, con calcetines gruesos y medias debajo me parecía una utopía. Está claro que si alguien va a Praga hay que patear la ciudad y si, además, se va en noviembre tiene que llevar calzado bien caliente. Pues bien, mis pies, que al fin y al cabo son parte de mí y por eso les debe de gustar tanto viajar, han decidido comportarse y después de un primer día de aclimatación (se me hincharon aún más a causa de los vuelos) se han portado como campeones y han caminado horas y horas con frío, con lluvia y, los dos últimos días, con mucha nieve.

Ha nevado mucho. El sábado, cuando nos despertamos, estaba empezando y, como no paró en todo el día, cuajó enseguida. Fue el día en que teníamos pensado ir hasta el Castillo de Praga y, al estar más elevado que la Ciudad Vieja, tuvimos unas vistas espectaculares. La nieve, para los que no tenemos que convivir con ella cotidianamente durante seis meses al año, le da a todo otra pátina. Además, hace a invierno. Y lo que yo digo es que, si hay que pasar frío, como mínimo que nieve, que es pintoresco.


No todo ha sido patear la ciudad, de la que no voy a citar lo que vi, porque es lo típico y tópico. Ha habido cultura vespertina, de menos a más. El jueves tocó teatro, el sábado concierto y el domingo ópera. Digo que fuimos de menos a más porque lo del jueves fue la decepción de mi vida. Ahora haré de Abuelo Cebolleta y contaré una anécdota de cuando era joven.

Recuerdo perfectamente la primera vez que fui al teatro. Antes había visto funciones escolares y de club d’esplai, pero la primera vez que fui al teatro de verdad fue con mi clase de 1º de BUP. Nos llevaron al Auditórium de Palma a ver El Teatro Negro de Praga. Yo salí absolutamente transformada de allí, pensando que aquello era lo que quería ver el resto de mi vida. Así que puedo fechar perfectamente mi afición por el hecho teatral. Se entenderá, entonces, que me hiciera tanta ilusión ver teatro negro justamente en Praga. Fuimos al teatro Image, que nos recomendaron en especial entre toda la oferta de ese tipo de representación que se ofrece en la capital checa –como una docena de recintos- y la cosa no pudo ser peor. Hubo mucha pantomima y poquísimo teatro negro. Pero es que la pantomima fue mala con avaricia (en mis clases de teatro no nos dejarían representar algo así ni en primero) y el teatro negro perdía constantemente su magia, al desvelar cuáles son los principios que permiten crear la ilusión. En fin, de pena. Quiero pensar que nos equivocamos de espectáculo y que hay teatro negro digno en Praga.

También para guiris fue el concierto en la iglesia, uno de tantos de los que se ofrecen por toda la ciudad, que se podrían calificar como “música clásica para principiantes”. Mucho mejor fue la ópera, en el Teatro Nacional. Vimos “Las Bodas de Fígaro” en un montaje más que digno y con unos cantantes de esos que hacen creíble su papel. Aunque no fue barato (60 euros la entrada), valió la pena. Después de todo, la ópera aquí es más cara.

Hoy me toca descanso relativo (voy a ir a clase esta tarde) y mañana tengo hora con el médico que me va a poner la radioterapia. Entraré en la tercera fase del tratamiento, que no me dejará moverme de la isla durante cinco semanas. No sé si me va a entrar claustrofobia…

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola,Toñi.Otra vez recorriendo mundo,je, pues ya te toca por los Madriles,que por aqui se te añora y mucho.Estoy contenta de verte tan estupendamente,siempre he pensado que eras una mujer muy fuerte y lo has demostrado con creces.A tu sobrino lo operamos otra vez el dia 3 de Diciembre,solo espero que sea la ultima,porque la verdad es que ya esta harto y con razon.Bueno muchos besos y ya sabes que aqui tienes tu casa.

un abrazo de Ana y Angelote.

Tòfol Ferriol dijo...

Hola Maritoñi!!!
( este comentario te lo había dejado en otra entrada, no tengo ni idea de como funciona esto. Bueno, esto es lo que habia escrito):
Supongo que por el nombre te acuerdas de mi, como no, el unico alumno que se ha negado a hacer uno de tus exámenes ( espero seguir teniendo ese privilegio...).
Hasta hace poco no sabia que tenias cáncer, y joder, me pegó un vuelco el corazón.
Se que con lo chulita que eres con el tiempo lo superarás i estarás mas guapa aún que de lo normal.
Yo estoy ahora en Salamanca, haciendo el último curso ( quien lo diría ehh) y la verdad es que esto es genial. Ahora estaba hablando con una chica y me ha dicho que tenias este blog, y digo,: "a veure si la faig contenta i la faig riure un poquet" y mira, al final me he enrrollado mas de lo que pensaba ( ya sabes que cuando queiro...jejej)
Asi que bueno, espero que te mejores i que te vaya todo muy bien y que vuelvas pronto a dar caña por el instituto.
Que sepas que las "i" latinas, no acentuar "último" y las otras faltas que hay las he dejado a proposito para ver si sigues atenta, seguro que se me ha colado alguna sin darme cuenta, eso es porque soy un poco vaguete y no me he fijado bien.
Bueno, muchos ánimos, abrazos y besos de mi parte, y de los que comparten piso conmigo ( Marc Martorell y Joana Maria Vila).
Hasta pronto!

María Antonia Valdivielso dijo...

Ana,

No te digo que no me escape un día de estos a Madrid, que ya hace tiempo que no lo piso. Más frío que en Praga seguro que no hace.

No sabía lo de Angelote. A ver si esta es la definitiva, que ya pasa de castaño oscuro.

Un beso para los dos. Hablamos un día de estos en el que nos encontremos, que ya está bien de dejarnos mensajes en los contestadores.

Yo también tengo cáncer dijo...

Bueno, pues la próxima más lejos ¿te atreves?
Eres una mujer excepcional, y eso se transmite en tus experiencias.
Me alegro mucho de que tus pies te hayan hecho caso, no era para menos, aunque también imagino que el frío les habrá gustado.
Te mando un fuerte abrazo desde Murcia, donde nieva cada 15 años aprox.
Isabel F

María Antonia Valdivielso dijo...

Tòfol,

El privilegio de haberse negado a hacer un examen conmigo lo sigues teniendo tú en exclusiva (y espero que por mucho tiempo). Mira si me acuerdo, que me acuerdo de que era de verbos. Qué narices tuviste... Que conste que eso no te da derecho a llamarme "chulita". ¿Chulita yo? ¡Eso no me lo dices a la cara! Jajaja.

En Salamanca ni más ni menos... Ya dejan entrar a cualquier hasta en las más sacrosantas universidades. Cómo han cambiado las cosas. Si Unamuno levantara la cabeza y viera a esos tres pollensines por allí se volvía a la tumba con la velocidad del rayo. Es broma, claro. Estoy encantada de que estés en la ciudad donde nació mi madre. A mí particularmente me parece un lugar precioso, y la marcha que se vive en ciudades universitarias como esa no tiene paragón.

Muy bien por haber dejado faltas de ortografía. Se trata de que no me dejéis sin trabajo y que me hagáis reír. Sí me has hecho contenta (¡toma mallorquinada!)con el comentario que me has dejado. Ya sabes que yo soy una chica fácil de alegrar.

Hablo de ti con frecuencia, no sólo por lo del examen sino también porque siempre pienso en tu caso cuando se dice que con cinco en la primera evaluación es imposible aprobar 2º de Bachillerato en junio. Para que veas cómo te recuerdo.

Un abrazo muy, muy fuerte para Marc y Joan Mª. Para ti, además, un beso.

María Antonia Valdivielso dijo...

Isabel,

Atreverme, me atrevo. ¡Pero mi bolsillo no me lo permite! Además, supongo -mañana me lo dirán- que la radioterapia me atará a la isla cinco semanas como mínimo. Eso ya me pone en después de Navidad.

He leído en tu blog que ya estás a tope. Qué contenta estoy por ti. Al final, de todo se sale, aunque hace unas semanas te pareciera mentira volver a ser alguna vez la de antes. No te voy a dar ningún consejo, porque tú sabes mejor qué nadie cómo dosificar toda la energía con la que te vas a encontrar a partir de ahora. Enhorabuena, ahora sí que ya estás casi al final.

En Mallorca nieva casi como en Murcia. En el invierno la nieve tendría que ser preceptiva durante un par de días como mínimo.

Un abrazo desde la -otra vez- lluviosa Mallorca.

kpitana dijo...

Hola estimada ...que guapa que estas eii!! na Cati també, aquesta foto es preciosa..
moltes vegades aquí tots te deim l'humor que tens i lo forta i meravellosa que ets, has de reconèixer que tenim un poc de raó i que ens dones una lliçó dia si dia no.
Que bé Praga..es una ciutat que conec a mitges ja que hi vaig estar un dia, camí cap a Budapest
(inter-rail) i era es mes de juliol i tot el contrari de vosaltres feia una calorada, el dia va donar per fer sa foto pertinent en es portal de la casa de Kafka, el famós rellotge i comprar una titella, res més, sempre record aquell dia estressant i no veig el dia que hi pugui tornar..

Esper que aquesta clausura sigui bona de dur...aquí ens tens per cotorrejar jajajajjajaja
un beso reina fes bondat..o no?

PAPA dijo...

Hola Toñi soy papa .No se si voy a ser capaz de escribir lo que siento y pienso, tengo
Tengo muchas imágenes tuyas en mi cabeza pero sobre todas dos, una de ellas es la que teniendo nueve meses corrías por la plaza de la iglesia de ocharcoaga con tu sonrisa de ratita sabia y tu nariz respingona acompañada de esta de esta otra cuando estando en una cala de la isla nos tuviste a toda la familia como media hora para tirarte al agua no solo a nosotros sino a gente que por allí pasaba y lo vio lo recuerdo con nostalgia y un cariño enorme.
Pero un día siendo ya una mujer independiente entraste por la puerta de casa y dijiste papa mama sentaros que quiero deciros algo y es grabe nos sen tamos ya con miedo y preocupación y nos dijiste papa mama tengo un cáncer de mama no es de los peores pero biopsia ha dicho que es malo y me tienen que operar no se si me quitaran un pecho o no nos lo dijiste con un aplomo y una serenidad que a mi me dejaste sin saber que decir no se si supe responder a tal echo como se merecía pero lo que si se es que me quedé en blanco.
Toñi ha partir de ese momento nos diste una lección de cordura saber estar y comportamiento que nos dejaste ha todos sin saber que decir por lo menos a mi me paso
No se si supe darte ánimos pero si se que tu me diste muchos , porque cuando tu nos veías triste siempre supiste buscar las palabras y las formas de darnos ánimos y tranquilidad .
Tu con tu dinamismo y tu voluntad y ganas de vivir me hiciste ver que la lucha es vida y que lucha es vida en los momentos mas malos que pasaste siempre tuviste una palabra un gesto para demostrarnos a todos que cogiste al cáncer por el cuello y dijiste tu no me vas a ganar esta batalla porque te la voy a ganar yo con mi esperanza y ganas de vivir y así lo has hecho dándonos una clase magistral de saber convivir con una palabra que mucha gente no se atreve ni a pronunciar .
Tu ya sabes que soy muy parco en palabras y si me pusiera a escribir todas las alegrías que me he llevado cuando cada día veía que ibas recuperándote seguramente no tendría papel suficiente y además no sabría explicarme por lo tanto muchas gracias por haber tu guerra contra el cáncer .
Tu padre pide que sigas como siempre has sido perdóname si lo hecho muy mal BESOS.

María Antonia Valdivielso dijo...

Kpi,

És que na Cati és guapíssima, així que és ella la que millora la foto! M'agrada molt aquesta foto, a més, perquè és de les poques que tenim juntes. És el que passa quan t'en vas de viatge només amb una altra persona, que acabes tenint un munt de fotos individuals.

Idò Praga val la pena per més d'un dia. Segur que quan tu vares anar no era així, però ara no se pot entrar al carrer de la casa de Kafka si no es paga l'entrada al castell. Mira que m'he mogut pel món, i crec que aquesta és la primera vegada que em fan pagar per visitar un carrer, ple de botigues a més a més.

No sé si he de fer bondat o m'he d'aprofitar d'aquestes setmanes sense trepijar un hospital.

Una besada molt carinyosa.

kpi dijo...

si que fa anys que vaig anar a Praga a nosaltres no ens varen fer pagar per entrar en el carrer...ja te pots imaginar que fent l'inter-rail el viatge no va ser fa dos dies..crec que era l'any 94...

Avui pot ser que fossis dins un bar de ses avingudes amb sa teva amiga Cati???
besos
vaig ha llegir el teu nou post

María Antonia Valdivielso dijo...

Kpi,

No era jo la del bar a les Avingudes, però es veu que dec tenir una doble per Palma, perquè més d'una persona s'ha pensat veure'm a un lloc on no hi era.

Ja m'imaginava que n'Interraíl no va ser ahir. Aquesta és una de les coses que em quedarà pendent en aquesta vida. Quan tenia l'edat no ho vaig fer i ara m'empanadesc, amb lo que m'agrada viatjar en tren.

No passis molt de fred. Deixa't abrigar i donar calentoreta...