domingo, 2 de noviembre de 2008

Quinta sesión de quimioterapia

Mi padre habla muy poco, pero cuando lo hace suele tener más razón que un santo. Además, utiliza casi siempre unas frases lapidarias de las que algún día haré una antología (tiene una para que alguien salga de su coche que si no me ha causado un trauma infantil es porque soy un tanque). Entre ellas, usa algunos refranes realmente curiosos que sólo le he oído a él. Su gusto por este tipo de fórmulas hechas le llevó a repetirme, antes de mi penúltima sesión de quimioterapia, que “no hay quinto malo”. Pues esta vez también tenía razón.

De las cinco sesiones que ya llevo, esta ha sido la mejor con diferencia. Es verdad que fui a ponerme los sueros con una analítica ligeramente mejor que la vez anterior. También es cierto que no tenía en el cuerpo la paliza del cambio de piso. Aun así, no acabo de entender una diferencia tan sustancial: nunca había salido de la casa de mis padres antes del miércoles siguiente a la sesión, y esta vez el lunes ya estaba desesperada por que me diera el aire en la cara, así que salí a dar una vuelta y hasta me comí un pa amb oli en un bar de S’Arenal. El martes fui a clase a partir de las cinco y el resto de la semana he hecho “mi” vida normal.

Achaco la mejoría a dos cosas. Por primera vez he estado tomando un protector gástrico antes de la medicación. Cuando le pregunté a la enfermera si podía tomarlo, me miró muy sorprendida y me dijo: “Ah, ¿o no lo estabas tomando hasta ahora? ¿Y te tomabas toda la medicación a pelo? ¡Eres una campeona!”. “Sí, una campeona con el estómago destrozado para siempre”, estuve a punto de contestarle. En fin, que con una pastillita en ayunas no he tenido tantas náuseas ni me ha subido tanto la acidez. Al final va a resultar que las ganas de vomitar no tenían tanto que ver con la quimioterapia como con el cóctel de medicamentos que me estaba tomando para paliar sus efectos.

La segunda razón por la cual creo que todo ha ido mejor esta vez es porque, tras diferentes cambios, por fin ahora han acertado con lo que tenía que tomar después de los sueros: además de mis inyecciones favoritas (las de Granocyte), del protector gástrico y del Emend los tres primeros días, durante cinco días he tomado solamente una pastilla cada ocho horas, Torecán. En su tónica, mi padre ha afirmado “a buenas horas mangas verdes”, pero yo, en la línea de optimismo en la que últimamente me muevo, pienso que si han dado en el clavo ahora, me queda una última sesión que será igual de buena que esta y eso significa que he tenido la medicación paliativa correcta para mí durante un tercio de toda la quimioterapia.

Ya sólo me queda una, la del 13 de noviembre. No me lo puedo creer. Por una parte, estos meses se me han hecho muy largos. Por la otra, se me han pasado más rápidamente de lo que pensaba. Chicos y chicas, esto ya está hecho. Después, sólo tendré que esperar a que me crezca el pelo mientras me ponen la radioterapia. Esa parte está chupada.

23 comentarios:

Yo también tengo cáncer dijo...

Eres la más fuerte, y lo estás demostrando. La experiencia está de tu parte para afrontar la última sesión.
¿Has visto? Por fin llegó. Enseguida pasarás página, y todos nos alegraremos.
Dale muchos besos a tus padres de mi parte. Yo no he podido disfrutar de los cuidados de mi madre, mi padre murió hace 8 años, pero ha estado cerca de mí durante estos meses.
Ahora nos alegramos juntas de que todo haya pasado. Y de que esté pasando para tí también.
Un abrazo chillao.

Iris de Brito dijo...

Claro que estará chupada!! Vas a ver lo hermoso que es ver como crece tu cabello, despacito pero permanente!!
La radioterapia es una canción al lado de la quimio!!
Que vamos a salir juntas de esto, ya verás!!
Abrazos de Montreal!
Iris

Anónimo dijo...

Buenos dias toñi, impresionante tu optimismo, si es que la suerte y el saber estar hacen muchissimo. es el dia 13 la última? que bien! te veo con muchas ganas, eso quiere decir que tan negativo no és y que lo estas afrontando todo, con mucha madurez. si al final tendras lo que te mereces ya veras. el lunes 10 aprovecho y iré al instituto, te parece? es que no quiero hacer el viage de ida-vuelta sin ver a esta fortaleza de persona, osea ser...tu.
que ganitas, un besazo enorme guapa. cuidate

francesc carbonell

María Antonia Valdivielso dijo...

Isabel,

Mira que me han enviado abrazos en estos meses, pero "chillao" hasta ahora ninguno. A ver si me va a llegar cruzando el charco.

Me acuerdo perfectamente de cuando entré por primera vez en tu blog: te acababan de poner la última sesión. Pensé que tenías suerte (sí, parece mentira, cuando estás tan mal cualquier cosa te consuela) porque ya acababas y me parecía lejanísimo el día en que yo pudiera contar algo así. Ahora ya estoy casi como cuando nos conocimos.

Gracias por lo que me dices y por haber sido mi guía.

Otro abrazo para ti, el mío "gritao".

María Antonia Valdivielso dijo...

Iris,

Qué bien que me des ánimos. Te veo tan optimista en la foto y te noto tan positiva en los comentarios que me subes la moral.

Desearía que me creciera el cabello y no el vello en otras partes. Es un lujo estar tan bien depilada permanentemente. Aunque, claro, si hay que elegir entre no tener ni un pelo en las piernas y la quimio no hay mucho donde elegir, ¿no?

Un beso desde la ventosa Mallorca.

María Antonia Valdivielso dijo...

Francesc,

En principio no tengo nada para el lunes por la mañana, así que podemos quedar. ¿Qué tal sobre las 10? Si quieres otra hora, dilo. Nos tomaremos por fin ese café pendiente.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Hola Toñi!!

Al ver que ya te queda tan poco me he decidido a escribir, aunque estoy enganchada a tu blog buff hace un montón!!
Estoy muy contenta de que te quede tan poco, es genial, y sobre todo así como lo has llevado, aunque ya sabes que a nadie le ha sorprendido tu fuerza, todos, aunque te conozcamos poquito, sabiamos que eras una persona muy fuerte, y capaz de enfrentarte a cualquier montaña como si de arena se tratara.

Espero que termines el tratamiento con la misma fuerza, que como bien dices, esto ya está hecho!!!

Un beso y un abrazo de una ex-alumna desde Barcelona!!
Marta Bauzà

angels blog dijo...

Hola Toñi, aquí Àngels,

Jo! Qué envidia!, igual que tú e Isabel, tú y yo. Tú acabas y yo empiezo.

Me alegro un montón. Y como siempre, te felicito.

Creo que para mí no sería lo mismo si tú no fueras por delante de mí. Creo que no podía tener mejor referencia.

Ahora te toca a tí. Cuídate y que te cuiden, aunque te encuentres bien. La verdad es que los mimos nunca viene mal.

Un beso,

Àngels.

Iris de Brito dijo...

Soy de Heredia. Y sí que es un lindo país, Costa Rica, aunque este lo es también. Yo por un pelito no voy a Baleares en el 2005. Pero tengo que ir. Apenas me suelten los matasanos, tengo que ir....
Un abrazo grande,
Iris

Anónimo dijo...

hola toñi!!

yo estoy con Marta! cuando me dijeron que tenias càncer no terminaba de creerlo..... pero luego pensé que tú podias con eso y con más!


ya terminas, ánimo!




por cierto, mi mamá te manda un saludo y un abrazo muy fuerte. Todavía sigue dandote las gracias por todo!! creo que aún no se cree que he aprobado y estot viviendo en Palma.


un beso!

Anónimo dijo...

uhps! se me olvidó decirte quien soy ajajajaj que despiste!

m magdalena vizcaíno!

hasta pronto!

María Antonia Valdivielso dijo...

Marta,

¡Ojalá esto sólo fuera un poco de arena! Montaña alta tampoco ha sido tanto; ha sido como subir el Puig un par de veces.

Gracias por entrar en el blog y por las palabras que me dedicas. Estoy muy contenta de que te hayas decidido a entrar.

Un abrazo desde la calle donde este año están poniendo la feria. La que me espera...

María Antonia Valdivielso dijo...

Iris,

Las Baleares, a pesar de todos los desmanes urbanísticos de que han sido objeto, merecen la pena de verdad. Mallorca es un pequeño país en sí misma, con montañas, playas de arena blanca, pueblos todavía con sabor auténtico... Creo que no hay que perdérselo.

En cuanto los médicos te suelten... ¿Nos soltarán alguna vez o seremos sus presas para siempre? Àngels te puede contar que tengo la teoría de que es imposible ir al médico y que no te encuentre nada nuevo.

Un abrazo.

María Antonia Valdivielso dijo...

Maria Magdalena,

Muy propio de ti eso de olvidarte algo... ¡Mientras no te olvides de algún niño cuando trabajes una escoleta! Me gusta ver que hay cosas que no cambian nunca, a pesar de que ya estés viviendo en Palma.

Dale un abrazo a mi madre de tu parte.

Anónimo dijo...

Pues mira creo que como ya di el primer paso en escribir uno, voy a escribir más!!
se que no es un poco de arena, pero como ves tu puedes, y ya te queda poquísimo!!!

Ahora aprovecho y te mando saludos y fuerzas de parte de mi hermana!!!

cuidate mucho!!
y fuerza!!!

Anónimo dijo...

perdón por el fallo técnico,soy Marta!!
un beso!

Anónimo dijo...

Hola,de tal palo tal astilla,de la fortaleza de tu madre,los refranes de tu padre ,no es para menos ,una chica muy , muy fuerte y apunto de terminar con todo esto de la quimio un besote muy muy fuerte la tia isabel

Telleta dijo...

Que bien que solo te quede una! Eres una campeona y creo que nadie lo habia dudado en ningún momento!
Enhorabuena por el piso nuevo, espero que lo puedas disfrutar muchíssimo! Y enhorabuena por tu casi finalizado tratamiento!
Un besote y Ánimos!

María Antonia Valdivielso dijo...

Marta,

Otra que se despista a la hora de firmar los mensajes... Es como cuando me encuentro exámenes o redacciones "anónimos". Al revés, sé de alguien que puso el nombre en su examen de Selectividad. De todo hay, afortunadamente.

¿Qué hace tu hermana? ¿Vivís juntas? ¿Qué tal la convivencia fraternal sin presencia paterna?

Un abrazo a las dos.

María Antonia Valdivielso dijo...

Tía,

Me pregunto si mi tío Ángel también utiliza algunos de esos dichos. Me da la impresión de que, los más pintorescos (por no decir otra cosa) son herencia paterna. No tengo un recuerdo muy claro de si el abuelo los decía, aunque no me cuesta imaginar que sí.

Muchos besos de la familia Valdivielso-Navarro y adyacentes.

María Antonia Valdivielso dijo...

Mª Magdalena (Tortella):

A pesar de que empiezan a salir un montón de fallos en el piso, y de que la constructora con la que yo firmé ha desaparecido, comprada o absorbida por otra, estoy encantada de tener, por fin, mi casa. Además, como estoy tan poco tiempo ocupándola, cuando entro digo "anda, qué cocina/sofá/parquet... tan chulos". Un día de estos colgaré alguna foto.

Un beso grande para ti también.

Anónimo dijo...

bombon, el lunes al final no iré a pollença vienen unas amigas de madrid a vernos, asi que... me sabe mal, ya nos veremos un dia de estos, por la feria estaré por ayí. un besito muy gordo

con ánimos eh valiente.

francesc carbonell

Anónimo dijo...

Hola,Toñi.Aunque estemos al otro lado del charco nos acordamos mucho de ti.Eres un ejemplo a seguir con tu fortaleza y tu animo. un besote. Ana y Angelote.