martes, 26 de agosto de 2008

26 de agosto

Hoy es el día de mi cumpleaños.

Es un día un poco extraño. En circunstancias normales, haría una celebración de aniversario, en forma de cena en pequeño grupo o de fiesta concurrida. Lo cierto es que me gustaría hacer algo, porque, a pesar de todo, creo que tengo mucho que celebrar. El problema es que así como estoy no puedo planificar nada y a mí lo de la improvisación no me va. Hoy me encuentro mejor, pero el fin de semana ha vuelto a ser muy duro, no sé si peor que después de la otra sesión o simplemente diferente. No voy a entrar en detalles, pero el domingo se me hizo realmente cuesta arriba y me habría puesto a llorar si hubiese tenido fuerzas para ello. El lunes fui mejorando y ahora ya empiezo a sentirme persona.

A mí me encanta celebrar mi cumpleaños. Ni siquiera el año pasado, cuando cumplí los “críticos” cuarenta sentí que tenía que esconderlos. Es más, el 26 de agosto me suele servir de revisión, de echar la vista atrás y ver lo que he hecho y lo que no he conseguido en los últimos doce meses. El año pasado tuve la sensación de que me habían pasado un montón de cosas en ese periodo de tiempo pero, a la vista de lo que me esperaba entre agosto del 2007 y agosto del 2008, aquello no fue nada.

¡Me han pasado tantas cosas en este último año! No sé si le pasa a todo el mundo, pero a veces tengo la sensación de que la vida se me ralentiza, y fluye suavemente, sin sobresaltos, aunque sin grandes emociones, y, de repente, es como si se acabaran los remansos del río y viniera una parte de rápidos. Cuando bajas esa parte del río, corres un cierto riesgo, porque puedes acabar en el agua y, en el peor de los casos, con la cabeza abierta, pero te sientes tan viva, con toda esa adrenalina recorriéndote las venas, que no me extraña que mucha gente se acabe enganchando a la necesidad permanente de cambio.

Casi todo lo que me ha pasado este año ha sido bueno; malo, malo, sólo hay una cosa, e incluso de esa mala, han acabado saliendo cosas buenas. Fijaos si no en este blog: es el mejor ejemplo de que tengo la suerte de estar rodeada de una buena porción de personas excepcionales, que no sólo están a mi lado cuando lo necesito, sino que me dejan mi espacio, me ayudan, me reconfortan, me dan ánimos y no me dejan caer. Yo ya lo sospechaba antes del cáncer; sabía que tengo la mejor familia, unos amigos increíbles y que trabajo –profesores sí, pero también alumnos- con un material humano excepcional, pero hasta ahora no había podido darme cuenta de la dimensión exacta de la suerte tan grande que he tenido. Lo dije una vez y lo repito: me considero afortunada. ¿De qué otra forma se puede sentir alguien a quien le llevan el desayuno a la cama, con torrijas nada menos, con el regalo de sus padres y una nota preciosa y con el regalo que sus tíos (un beso grande, tía, me ha encantado, que te lo pases muy bien en Lisboa y que descanses, que te lo mereces) le han hecho llegar desde Bilbao?

Aparte de recapitular, el 26 de agosto suelo marcarme objetivos (aunque no me gusta nada la expresión, parece que voy a salir a cotizar en Bolsa en cualquier momento) para el año que viene. Algunos son más pedestres (apuntarme a un curso de cata de vinos en cuanto recupere el paladar) y otros serán más intangibles (sonreír más, no enfadarme por tonterías), pero en todos incluiré recordarme lo feliz que estoy por estar bien y saberme parte de vosotros.

(¿Me ha quedado esta entrada un poco cursi? A lo mejor me estoy volviendo blandengue con la edad o con el tratamiento. Así me siento y así lo cuento. Un beso grandísimo a todos; ya me están llegando vuestras felicitaciones…)


25 comentarios:

Pensamientos dijo...

¡Muchisimas felicidades!
Muchos ánimos y un abrazo muy grande.

Xesca dijo...

Feliz día de tu cumpleaños!
Es posible que no tengas fuerzas para celebrar este día a lo grande, en mi opinión es mejor dejar lo bueno para el final (como el postre), seguro que cuando termines el tratamiento organizarás una merecida celebración con motivo de tu recuperación (¡vaya a mi también me salen pareados!)
Por cierto, ¡la cata de vinos también está entre mis planes de futuro!
Espero que a pesar de todo pases un buen día, y sigas rogando durante muchos años: "virgencita que me quede como estoy"

Felicidades!

Xisco dijo...

Hola Toñi... supongo que te acuerdas de mi... Fui alumno tuyo...uno que para analizar una oración necesitaba muchas hojas...jajaja

Primero de todo... FELICIDADES...

impresionado me he quedado, acabo de leer todo este blog de arriba a abajo en cuanto te he encontrado por casualidad...Veo que sobrellevas el cancer con mucha entereza...cosa que no se ve normalmente, o como mínimo en mi corta experiencia por hospitales (aunque cortísima, he visto ya muchas cosas)... Solo decirte que ya queda poco y esto será solo una experiencia más vivida en la vida...

y ya veo que hay muchas citas...aquí va la mía, no se de quien es, pero a mi me encanta:

"Nuestra gloria más grande no consiste en no haberse caido nunca, sino en haberse levantado después de cada caída"

Un beso...y que te vaya todo muy bien!!!!!

Maria dijo...

Hola Toñi, soy Maria Aguilar, fui alumna tuya en el 2005.
El domingo me enteré de lo que te ha pasado y en cuanto he podido me he sumergido en el mundo de los blogs (ya que núnca había escrito en uno).
Sólo darte muchisimos ánimos y decirte que todo se supera. Además tú eres una mujer muy fuerte, o al menos siempre me lo has parecido.
Aprovecho para felicitarte también en tu cumpleaños!! FELICIDADES!!

PD: ¡¡¡Espero que no haya ninguna falta de ortografía!!! ;)

ÁNIMO!!

fray lokus dijo...

Felicidades campeona, una copa de cava virtual para celebrarlo, pero si yo no bebo, da igual como es virtual la borrachera también será virtual digo yo.

Te lo digo en el próximo comentario.

Garci dijo...

Molts d'anys!!!!!!!

kpitana dijo...

Toñi per molts d'anys, no he llegit el post encara, no més he llegit la primera frase i he dit vaig primer a donar els molts d'anys i desprès llegeixo el post PER MOLTS D'ANYS MOLTES FELICITATS, una abraçada i besades amb pessics GUAPA!!!!!!!!!!!!!

kpitana dijo...

Acabo de llegir el teu post d'aniversari...no tenc paraules per dir-te - com de bé has descrit aquests sentiments, m'ha arribat..
molts d'anys i moltes gràcies

Sabela dijo...

Escribo al día siguiente de tu cumpleaños para decirte que sí, que es cursi, rematadamente cursi, pero hay momentos para todo. Recuerda que la cursi, la tarta-de-fresa (o merengue, la verdad es que está lejano y nebuloso) era yo, preciosa. Y nos reíamos porque éramos el contrapunto perfecto, la durilla y la blandengue. Todas las facetas están en nuestra alma, abrazarlas es sólo cuestión de tiempo, o de circunstancias, que para el caso es lo mismo (las circunstancias llegan, sólo es cuestión de tiempo que te toque un boleto u otro en la rifa; dice Josep Maria de Sagarra: "Un camí; /quina cosa més curta de dir,/ quina cosa més llarga de seguir"). Todas tus reflexiones nos llegan en un momento de cada camino particular, de tus amigos, de tus alumnos, de tu familia. Nosotros crecemos a partir de ti. No lo olvides, corazón. No lo olvides nunca.
En otro momento de tu blog, Tana y tú os pusisteis a reflexionar sobre el destino, el azar. Entonces pensé en escribir lo que yo viví como un puro azar. No lo hice, lo hago ahora (por lo de tu cumpleaños, lo de vivr rápido o intenso, cargada de adrenalina): se quemó mi casa de madrugada, mientras dormíamos Toni y yo. Sabes muy bien que de no ser por el puro azar, yo no escribiría ahora. Es un aviso a caminantes, puesto al borde del camino. Estamos obligados, repito, OBLIGADOS, a no desperdiciar ocasiones. "Ni una página en blanco más", dice Manolo García. Tenemos que provechar el viaje. Como haces tú, corazón.
Nena, feliz cumpleaños. Yo ya compré mi vestido rojo para el año próximo, para bailar en tu fiesta hasta el amanecer. ¡Y basta de profundidades y cursilerías! Retomemos el dominio de nuestras emociones.
Un beso muy, muy fuerte. Y que cumplas muchos más. Muchos, muchos más.
Sabela

Sabela dijo...

Por cierto, tanta profundidad, tanta profundidad, y se me olvida la cita principal, un clásico en este blog: Yoda, en El Imperio contraataca, dice "Siempre en movimiento está el futuro". Ale, no vale escudarse en el destino para lamerse las heridas. A levantarse y seguir adelante (vaya, se acerca la incorporación al instituto, me salió la vena profe).
Un beso (otro).
Sabela

María Antonia Valdivielso dijo...

Pensamientos,

¡Gracias! Me llegan todos los abrazos y todos los ánimos, tanto que no me parecen ni virtuales.

Un abrazo.

María Antonia Valdivielso dijo...

Xesca,

Yo soy muy glotona pero, por mucho que haya comido, siempre dejo sitio para el postre. Efectivamente, cuando acabe con todo esto haré una celebración que quizás coincida con mi cumpleaños o quizás no, pero sin duda será sonada.

Muchas gracias por la felicitación y por leerme con tanta atención.

María Antonia Valdivielso dijo...

Xisco,

¿Tú eres Xisco Marín el que aprovechaba los márgenes de los folios para escribir de través lo que no le cabía como debía ser? ¿El que tenía una letra que ya presagiaba su vocación de médico? Supongo que sí, porque me dices que ya estás haciendo prácticas en hospitales... Si no lo eres, manifiéstate en forma de apellido.

Una de las mejores cosas de este blog, es que están entrando ex alumnos míos. Me encanta y me reconforta. Me voy a levantar, seguro, pero a veces con un simple tropezón bastaría como aviso.

Un beso.

María Antonia Valdivielso dijo...

Maria,

Me acuerdo perfectamente de ti, aunque siempre fuiste una alumna muy discreta. Mira si te recuerdo que, en la cena de final de curso de 2º de Bachillerato, te puedo decir que estabas guapísima, que llevabas una crema que dejaba una especie de purpurina magnífica (ya sabes que yo siempre me fijo en esas cosas, soy así de superficial, qué se le va a hacer).

Y, por favor, no os obsesionéis con la ortografía, que no voy a desenfundar el boli rojo, más que nada porque pondría la pantalla hecha una pena.

Espero que todo te vaya muy bien y que hayas podido aprovechar el verano al máximo. Un beso.

María Antonia Valdivielso dijo...

Fray Lokus,

¿Qué tal esa resaca virtual? No sé si es sugestión o qué, pero yo hoy me he levantado con la boca bien seca y un dolorcillo de cabeza que se le parece mucho, y eso que ayer lo más fuerte que bebí fue Trina sin burbujas. Igual que hay embarazos psicológicos puede haber resacas psicológicas...

María Antonia Valdivielso dijo...

kpitana,

Gràcies, gràcies, gràcies! Mumare diu que avui ha plorat i tot, però ella és de llàgrima fàcil. Per sort després tenc amigues com na Sabela, que em posen al meu lloc! Ara bé, si una no sé pot posar una mica sentimental en aquestes circumstàncies, ja em diràs quan!

Una abraçada gran. Estic estalviant per comprar un pastís enorme per celebrar amb tots vosaltres el meu aniversari l'any que ve.

María Antonia Valdivielso dijo...

Sabela,

Como acabo de decir, ¡menos mal que estáis tú e Ignasi para ponerme en mi lugar y evitar que me precipite por la cuesta abajo del merengue de fresa (juntémoslo todo y unámoslo en un solo cuerpo comestible)! Podría echarle la culpa a la quimio, que me está matando todas las células, incluidas las del mal genio, pero no me voy a escudar ni en eso. Los mensajes tan estupendos que me dejáis aquí y en el correo y en el móvil tienen, por fuerza, que ver algo. Así que si acabo citando a Jorge Bucay, afirmando que "Ghost" es la mejor película que se ha rodado nunca y que José Luis Perales es un cantautor que tiene que ser reivindicado será culpa vuestra.

Estoy contigo en que estamos obligados a vivir cada día como si fuera el último y a no lamentarnos por lo que nos ha pasado o por las oportunidades perdidas. El "click" que te hace pensar que esto va en serio puede ser algo tan traumático como un incendio (¡qué bien lo llevastéis, no sé si te lo he llegado a decir tan claramente alguna vez!)o una enfermedad. El problema es que necesitamos algo así para darnos cuenta de que esto es lo único que tenemos y que si lo desperdiciamos es pa'matarnos. Yo también cito a un gran sabio: "La vida es lo que te pasa mientras haces planes" (John Lennon supuestamente dixit, aunque quién sabe si no es apócrifa). Me hago el propósito de vivir más y hacer menos planes.

Y para compensar un poco, otra cita, esta vez sobre médicos, de una película de Woody Allen:

"-Maxwell está enamorado de ti.
-¿Ese médico? ¡Pero si es un donjuán!
-No, no, es un tipo estupendo, y un médico muy bueno. ¡De verdad! Jamás ha perdido a una paciente. Creo que dejó embarazadas a un par de ellas, pero jamás perdió a una".

¡Sonríamos, que se nos acaban las vacaciones! ¡Ahhhh!

¿Si te digo que te quiero me volverás a llamar cursi? ¡A lo mejor me gusta y todo!

Xisco dijo...

sisisi.. Soy yo... Xisco Marín...te acuerdas, te acuerdas, el que escribía en cualquier lugar donde hubiese un hueco en blanco!! jeje. Ahora no puedo hacerlo, los exámenes son tipo test!!

Un beso!!!

Maria dijo...

Veo que si te acuerdas, ¡Me alegro!.
Pues si la verdad es que soy bastante discreta, más bien tímida, ¡aunque sólo con la gente que no conozco!.
El verano genial pero ahora ya estudiando para las que me quedaron para septiembre :( que se le va a hacer...

Bueno ya iré entrando de vez en cuando para ver como vas y seguir dándote muchos ánimos, que por muy fuerte que seamos siempre viene muy bien! ;)

¡¡Besos de parte de Gabriela y mios!!

Joana dijo...

Hola Toñi! Somos Joana y María Borràs. Después de intentar miles de veces dejarte un comentario lo hemos conseguido!
Queremos darte muchos ánimos, estamos seguras que saldrás adelante!
Aprovechamos para felicitarte por el dia de tu aniversario.
Un beso muy grande y esperamos verte pronto.

María Antonia Valdivielso dijo...

Xisco,

¿Cómo no me voy a acordar de un alumno que, siendo de ciencias, sacó en el examen de selectividad de lengua castellana una calificación que seguro que todavía le llena de oprobio y vergüenza? ¡Un diez nada menos! ¿Qué pensarían de ti tus profesores de ahora si lo supieran! ¡Ocúltalo y que no se entere nadie!

No sé si saber que los estudiantes de Medicina hacen los exámenes tipo test me tranquiliza mucho... Por cierto, ¿ya sabes qué especialidad vas a hacer?

Un beso.

María Antonia Valdivielso dijo...

María,

Eso, eso, mandadme ánimos de tanto en tanto, que falta me hacen. Y tranquila, que la timidez se cura con la edad: yo soy la mayor prueba.

Que te vayan muy bien los exámenes. Un beso para ti y otro grandote para Gabriela, una alumna que llegó a emocionarme cuando todavía estaba en el instituto, que ya es tener mucho mérito.

María Antonia Valdivielso dijo...

¡Qué monísimas sois, Joana y María! Yo también os mando muchos besos y siento que hayáis tenido problemas para dejar un comentario. No entiendo qué pasa, sobre todo ahora que, en teoría, tiene que ser facilísimo publicar. Seguro que nos vemos pronto, el lunes voy al instituto a examinar a los de 2º de Bachillerato. ¡Por fin voy a poder desenfundar el boli rojo!

m@ry dijo...

Soy MªCarmen Palma, ex alumna tuya y posiblemente futura colega de profesión...jejeje.

Ante todo, ¡felicidades por tu cumpleaños! La verdad es que entiendo que reserves la celebración para más adelante, ¡así será a lo grande!

Sinceramente, todavía no he leído todas las entradas del blog, sin embargo me he animado a escribirte para darte ánimos (aunque creo que no te faltan, siempre es bueno recibirlos).

Bueno, espero que todo siga yendo bien y que en breve te recuperes completamente.

Seguirás teniendo noticias mías conforme vaya leyendo el blog.

Muchísimos besos de las hermanas Palma y ¡¡ÁNIMO!!

PD. ¡No te lo vas a creer! ¡¡Le estoy dando clases de Sintaxis a Sara Rojas!! Espero que en el examen del lunes no me deje en mal lugar...jeje.

1 beso enorme

M@ry

María Antonia Valdivielso dijo...

Mari Carmen,

Ya te queda muy poquito para ser colega-colega. ¿Te imaginas si algún día estás en el departamento con Antònia y conmigo? ¡No estaría mal! La primera vez que tuve una compañera de instituto que había sido compañera mía pensé que yo ya era muy mayor, aunque me encantó. Ahora ya he trabajado con bastantes alumnas (no alumnos, curiosamente) y eso es signo de que algo estamos haciendo bien en un instituto como el nuestro, que tiene una tan inmerecida mala fama entre según qué personas de Pollença.

Veo que, involuntariamente, doy trabajo a algunas ex alumnas. Mucho mejor vosotras que ciertas academias de Palma. Como mínimo, ya me tenéis los trucos cogidos.

Un beso y un abrazo muy grande para ti y otro para tu hermana.